Canto Sanador BioReconectivo

Copyright 2012

Ciclo de Canto Sanador 2012

La propuesta es realizar cuatro encuentros donde descubramos nuestra propia voz, basándonos en los principios de la Bio-Reconexión, donde sensibilizando habitando y enraizando nuestro cuerpo, encontramos un camino diferente y maravilloso de liberar conocer y disfrutar nuestro propio sonido… nuestra verdadera voz.

1er taller  11 de agosto: El Canto de la Tierra desde nuestra raíz.

2do taller 15 de setiembre: El Canto y la Vibración fluyendo en nuestro cuerpo.

3er taller 6 de octubre: El Canto que sana nuestro corazón.

4to taller  17 de noviembre: La conexión con lo Sagrado desde nuestro Canto.

 Coordina Rosana Andrea Caparotta

Lic en Canto UNCuyo, integrante de la Orquesta Filarmónica de Mendoza. Facilitadora en Desarrollo humano y Procesos de Curación.

Canto Sanador es una extensión especial de la propuesta de la Bio-reconexión que integra la Bioenergética y el Canto, para el Autoconocimiento y la Sanación.

En esta modalidad el Canto se convierte en facilitador de la liberación de la voz, de la expresión del aquietamiento de la mente (meditación).

Nuestro cuerpo es el instrumento por lo tanto es necesario que este abierto, conciente y vital. Con este propósito nos valemos del trabajo de la Bioenergética que apunta.

A-Tomar conciencia de nuestro cuerpo.

  • Apoyos, soportes
  • Respiración
  • Tensiones musculares crónicas que minan nuestra capacidad vital y nos hacen percibir a nosotros y al mundo en forma limitante.

B-Llevar a un estado de mayor salud aquellas zonas que se encuentran cerradas o bloqueadas de modo que podamos sentirnos más cómodos y libres en nuestro cuerpo, y desde ese lugar.

  • I- Conectar con los resonadores de la voz  primer paso de a técnica del canto)
  • II- Ejercitar la dosificación del Aire
  • III- Tomar conciencia del diafragma, apoyo y emisión.

El Canto es poderoso, nos hace sentir vivos!!!!!!. A través de el podemos aprender a canalizar nuestras emociones y por lo tanto nos permite conectar con  nuestro aspecto saludable.

Es por eso que la propuesta de enseñanza-aprendizaje en el “Canto Sanador” abarca las 7 Capacidades básicas del Hombre o los siete Centros de Energía.

Primer Centro: Confianza Básica: Enrraizamiento de la voz, noción de límite y pertenencia. Conexión con el Ritmo. Uso de resonadores de la cara y cabeza en Cantos Tribales (Africanos, Indios del Norte, del Amazona, Canto con Caja y Norte Argentino)

Segundo Centro: GOZO. Fluidez. Sonidos más blandos Conexión con la melodía. Cantos Circulares. Cantos de Cuna.

Tercer Centro: Emotividad. Facilitación, desde el Canto la Expresión de nuestras emociones y nuestro poder personal

Cuarto Centro: Afectividad. Canto Abierto desde el Corazón. Cuando llegamos a este Centro nos dejamos encontrar hasta abrir el corazón y conectarnos con el otro.

Quinto Centro: Inteligencia Creadora. Fusión de todos los Centros anteriores para dar lugar a nuestro propio canto y nuestra creatividad.

Sexto centro: Intuición. Canto sutil (sonidos mas largos permiten que vibre el cuerpo). Conexión con la Hipófisis, Canto con la “m” Luminas.

Séptimo Centro: Trascendencia. Mantras. Ragas Hindúes. Cantos que lleven al aquietamiento y la meditación.

La experiencia del Canto Sanador va más allá de un hecho artístico. Cantamos porque en ese acto nuestras células, nuestra energía vital, nuestro conciente e inconsciente estallan de alegría, fuerza y plenitud.

Nuestro cuerpo, como instrumento del canto, es el mejor regalo que poseemos para sanarnos. Solo el hecho de una respiración profunda nos sitúa en otro estado: mas conciente, mas centrados y conectados.

Al emitir un sonido “apoyado” tomamos contacto con nuestra columna de aire, la misma vibración recorre nuestros centros de energía activándolos, eso ya es un hecho sanador!

La vibración nos alinea y finalmente la dirigimos a un punto de resonancia en nuestra cara y cabeza, comienza a resonar como el sonido de un órgano en una catedral, flota, se expande, nos maravilla.

En ese momento nos olvidamos de la técnica, la mente se detiene, se produce la magia del sonido que sana, que alaba que encanta que fluye y desaparece.

El aprendizaje de técnica de canto es una excusa para recordar lo olvidado, solo es un sonido, una vocal un murmullo o un susurro con la intención, con pasión con expresión.

 —

 

Canto Sanador Ciclo 2011

Canto Sanador

 

Extensión especial de la propuesta de la Bio-reconexión que integra la Bioenergética y el Canto, para el Autoconocimiento y la Sanación.

En esta modalidad el Canto se convierte en facilitador de la liberación de la voz, de la expresión del aquietamiento de la mente (meditación).

Nuestro cuerpo es el instrumento por lo tanto es necesario que este abierto, conciente y vital. Con este propósito nos valemos del trabajo de la Bioenergética que apunta.

A-Tomar conciencia de nuestro cuerpo.

  • Apoyos, soportes
  • Respiración
  • Tensiones musculares crónicas que minan nuestra capacidad vital y nos hacen percibir a nosotros y al mundo en forma limitante.

B-Llevar a un estado de mayor salud aquellas zonas que se encuentran cerradas o bloqueadas de modo que podamos sentirnos más cómodos y libres en nuestro cuerpo, y desde ese lugar.

  • I- Conectar con los resonadores de la voz  primer paso de a técnica del canto)
  • II- Ejercitar la dosificación del Aire
  • III- Tomar conciencia del diafragma, apoyo y emisión.

El Canto es poderoso, nos hace sentir vivos!!!!!!. A través de el podemos aprender a canalizar nuestras emociones y por lo tanto nos permite conectar con  nuestro aspecto saludable.

Es por eso que la propuesta de enseñanza-aprendizaje en el “Canto Sanador” abarca las 7 Capacidades básicas del Hombre o los siete Centros de Energía.

Primer Centro: Confianza Básica: Enrraizamiento de la voz, noción de límite y pertenencia. Conexión con el Ritmo. Uso de resonadores de la cara y cabeza en Cantos Tribales (Africanos, Indios del Norte, del Amazona, Canto con Caja y Norte Argentino)

Segundo Centro: GOZO. Fluidez. Sonidos más blandos Conexión con la melodía. Cantos Circulares. Cantos de Cuna.

Tercer Centro: Emotividad. Facilitación, desde el Canto la Expresión de nuestras emociones y nuestro poder personal

Cuarto Centro: Afectividad. Canto Abierto desde el Corazón. Cuando llegamos a este Centro nos dejamos encontrar hasta abrir el corazón y conectarnos con el otro.

Quinto Centro: Inteligencia Creadora. Fusión de todos los Centros anteriores para dar lugar a nuestro propio canto y nuestra creatividad.

Sexto centro: Intuición. Canto sutil (sonidos mas largos permiten que vibre el cuerpo). Conexión con la Hipófisis, Canto con la “m” Luminas.

Séptimo Centro: Trascendencia. Mantras. Ragas Hindúes. Cantos que lleven al aquietamiento y la meditación.

La experiencia del Canto Sanador va más allá de un hecho artístico. Cantamos porque en ese acto nuestras células, nuestra energía vital, nuestro conciente e inconsciente estallan de alegría, fuerza y plenitud.

Nuestro cuerpo, como instrumento del canto, es el mejor regalo que poseemos para sanarnos. Solo el hecho de una respiración profunda nos sitúa en otro estado: mas conciente, mas centrados y conectados.

Al emitir un sonido “apoyado” tomamos contacto con nuestra columna de aire, la misma vibración recorre nuestros centros de energía activándolos, eso ya es un hecho sanador!

La vibración nos alinea y finalmente la dirigimos a un punto de resonancia en nuestra cara y cabeza, comienza a resonar como el sonido de un órgano en una catedral, flota, se expande, nos maravilla.

En ese momento nos olvidamos de la técnica, la mente se detiene, se produce la magia del sonido que sana, que alaba que encanta que fluye y desaparece.

El aprendizaje de técnica de canto es una excusa para recordar lo olvidado, solo es un sonido, una vocal un murmullo o un susurro con la intención, con pasión con expresión.